LA PODA EN PLANTACIONES DE ENCINA, ROBLE Y COSCOJA CON TRUFA

  • La Poda: Con la poda se persigue la formación de un tipo de árbol favorable a la truficultura. Los principales objetivos de la poda son los siguientes: permitir la insolación del quemado y su aireación, lograr un crecimiento equilibrado del árbol, evitar que los rebrotes de cepa y raíz del árbol hospedante invadan el quemado, controlar la espesura de la plantación impidiendo un desarrollo excesivo de los árboles, y evitar el excesivo desarrollo en altura de algunas especies (robles, quejigos). La poda trata de eliminar las ramas bajas y de llevar el árbol hacia una conformación de la planta en cono invertido, lo que facilita la recolección de las trufas a la vez que permita el calentamiento del terreno que circunda a la planta durante la primavera, así como una buena aireación del medio. Cuando el árbol es podado convenientemente, el quemado se calienta por los rayos del sol pronto y tarde durante el día, y recibe sombra en el momento de la canícula.

La poda no debe ser brutal ni excesiva. Puede empezar el segundo o tercer año después de realizada la plantación y posteriormente se puede podar cada 3 o 4 años con el fin de mantener el equilibrio del árbol y eliminar los posibles rebrotes en las zonas ya podadas. El periodo más indicado para hacerlo es febrero-marzo, poco tiempo antes de la subida primaveral de la savia, de esta manera la cicatrización de los cortes será buena.

Debemos adaptar la poda, como el resto de prácticas, a la zona donde se sitúa la plantación, es decir minimizar las podas si nos encontramos en regiones muy cálidas y soleadas o sobre suelos muy superficiales, pues estas condiciones por si mismas limitan el desarrollo del árbol.

La planta debe llegar al momento de la producción de trufas con una buena conformación espacial, de modo que durante la producción la poda sea mínima y se reduzca al mantenimiento del equilibrio y a un aclareo progresivo del interior del ramaje. Si dividimos el árbol en tres partes, lo correcto sería que el primer tercio del tronco esté limpio de ramas.

Una vez la plantación ha comenzado la producción de trufas, debemos seguir podando como ya se ha comentado de forma suave, con preferencia sobre los árboles que no han empezado a producir, para dar luz a los productores, y mas adelante podar también los árboles productores para conservar la perennidad de la producción.

Cuando el ramaje de los árboles adquiere un volumen y una densidad tal que impide una buena penetración de los rayos del sol y el calentamiento adecuado del suelo durante el día (esto puede suceder a los 25-30 años) y además hay una disminución en la producción de trufas, se puede proceder al aclareo de la plantación y a la poda de los árboles que quedan. La plantación puede pasar paulatinamente a tener la mitad o menos de los árboles plantados inicialmente. Los árboles conservados son podados hacia febrero-marzo de un modo severo.

Estas operaciones de aclareo y poda pueden suceder varias veces en el curso de la vida de una plantación, y contribuyen a restaurar la ecología favorable a la producción de trufas.

A continuacion les dejamos un video de una de las formas de podar encinas truferas. 

(1 Voto)

Deja un comentario

¿Por qué Cultivos Forestales?

Porque sus plantas están garantizadas por los hechos:
La dilatada experiencia de Mariano Casas.
Analizamos cada lote y revisamos cada pedido minuciosamente.
Plantas certificadas por agencias externas desde 1995.
Proveemos a los truficultores que someten sus plantas a los controles más exigentes.
Más de 800 clientes satisfechos: la garantía definitiva.


Comprar plantas

Si tienes que iniciar o ampliar una plantación, ponte en contacto con nosotros.
Te asesoraremos y haremos una valoración ajustada a tus necesidades.

Si necesitas una pequeña cantidad de plantas, tronquitos, o incluso trufa fresca, entra en nuestra tienda online.


Servicios y asesoramiento

Ofrecemos todos los servicios necesarios para el éxito de tu plantación:
Calidad garantizada de las plantas micorrizadas.
Entorno: estudio del terreno y del clima.
Cuidados: formación personalizada en nuestras instalaciones para asegurar una producción óptima.
Continuidad: Estamos siempre a tu lado para resolver tus dudas. Si es necesario, también ofrecemos asesoramiento in situ.


close

Inscríbase para mantenerse informado!

Sea el primero en conocer información sobre el mundo de la truficultura, nuestras ofertas especiales, ferias del sector...

Acceda a Política de privacidad y Terminos de uso
Puede darse de baja de la lista de correo electrónico en cualquier momento