«La progresión de la plantación ha sido buena»

Alberto Burroni y Paco Mateu (Benafigos-Atzeneta, Castellón)
Plantación: Benafigos-Atzeneta (Castellón) 
Altitud: 550-600m

Año plantación: 1995
“La plantacion ya tiene 20 años aproximadamente. Inició su produción con 7 años. La progresión ha sido buena. Desde hace 8 años regamos. Mantenemos una productividad alta y estable desde hace tiempo. Toda la planta es de Cultivos Forestales.”

El Proyecto

Nuestra relación con Alberto empezó hace algo más de veinte años, cuando nos conoció en una charla que dimos en Sarrión. Alberto había adquirido una masia entre Adzaneta y Benafigos y quería plantarla de trufas. Ya en aquel momento valoro la calidad de dos orígenes de planta y plantó la finca a lo largo de dos años con encinas micorrizadas con trufa negra adquiridas en su totalidad a Cultivos Forestales.

Se trata de una plantación de unas 3,5 ha y 20 años de antigüedad, situada en un ambiente mediterráneo a una altitud de 550 m. en las estribaciones más bajas del macizo de Peñagolosa conformando bancales en terraza en el fondo de un pequeño valle. El manejo se puede considerar ejemplar dado que la persona que está a cargo de ella —Paco— es un apasionado del mundo de la trufa y ha sido buscador desde muy joven en los montes de la comarca.

Paco fue un pionero en trabajar permanentemente la zona de influencia de la raíz del árbol, es decir, aquella parte de terreno donde aparecen las trufas y mantener un pasillo verde en el centro de la calle sin trabajarlo, haciendo frontera con la parte trabajada. Cada año hacia finales de marzo o en abril efectúa un laboreo en la zona productora, mejorando la esponjosidad del suelo, favoreciendo una mejor oxigenación y conservación de la humedad, también rompiendo raíces lo que fomenta permanentemente una renovación del sistema radicular del árbol.

Durante estos años y más especialmente los diez últimos ha habido una estrecha relación con Paco con el que hemos intercambiado opiniones y puntos de vista sobre el mundo de la trufa en general y el manejo de las plantaciones en particular, naturalmente siempre con talante abierto y edificante por parte de ambos.

Estos últimos años ha decidido profundizar más en ese trabajo del suelo. Por otra parte el sustrato que prepara para los nidos no es nada convencional. Utiliza una mezcla muy elaborada a partir solo de restos vegetales, tierra, etc. lo que mejora la calidad de las trufas recogidas respecto a los sustratos de turbas. También aporta esporas al suelo cada inicio de primavera.

La finca dispone de un sondeo que alimenta una balsa desde la que se riega.

Se practica el riego con aspersores altos en momentos de necesidad, fundamentalmente en verano, recordemos que está a 550 m. y el verano es caluroso aunque es una zona con un régimen favorable de tormentas. Algunos años para paliar el calor del verano ya con las trufas formadas en el terreno se ha colocado una tela de sombreo elevada un metro sobre el suelo en la parte productiva que el sol castiga más.

Hasta el año pasado el sustrato en los nidos se ponía haciendo hoyos manualmente, durante el último año se ha diseñado un apero para aportarlo de manera más rápida.

Siempre se ha cuidado que la maquinaria utilizada para estas labores (tractores, aperos, etc.) no sea pesada con el fin de evitar apretar en exceso el suelo, tal es su nivel de exigencia en este sentido que han adquirido un viejo tractor de cadenas para que el peso de la máquina se reparta en una mayor superficie.

Se realiza una poda de mantenimiento importante cada año, abriendo los árboles de un modo similar a como se hace con el almendro, descargando la planta del centro y manteniendo el tronco limpio hasta una cierta altura. La poda aérea también se considera importante en ese permanente rejuvenecimiento de la planta huésped y en la situación concreta de esta plantación (clima suave y riego) es todavía más importante si cabe, dado que los árboles crecen mucho y se necesita mantenerlos en el tamaño conveniente para procurar un ambiente abierto en la plantación.

Deja un comentario

¿Por qué Cultivos Forestales?

Porque sus plantas están garantizadas por los hechos:
La dilatada experiencia de Mariano Casas.
Analizamos cada lote y revisamos cada pedido minuciosamente.
Plantas certificadas por agencias externas desde 1995.
Proveemos a los truficultores que someten sus plantas a los controles más exigentes.
Más de 800 clientes satisfechos: la garantía definitiva.


Comprar plantas

Si tienes que iniciar o ampliar una plantación, ponte en contacto con nosotros.
Te asesoraremos y haremos una valoración ajustada a tus necesidades.

Si necesitas una pequeña cantidad de plantas, tronquitos, o incluso trufa fresca, entra en nuestra tienda online.


Servicios y asesoramiento

Ofrecemos todos los servicios necesarios para el éxito de tu plantación:
Calidad garantizada de las plantas micorrizadas.
Entorno: estudio del terreno y del clima.
Cuidados: formación personalizada en nuestras instalaciones para asegurar una producción óptima.
Continuidad: Estamos siempre a tu lado para resolver tus dudas. Si es necesario, también ofrecemos asesoramiento in situ.


close

Inscríbase para mantenerse informado!

Sea el primero en conocer información sobre el mundo de la truficultura, nuestras ofertas especiales, ferias del sector...

Acceda a Política de privacidad y Terminos de uso
Puede darse de baja de la lista de correo electrónico en cualquier momento