Cultivos Forestales y Micológicos. Planta de trufa, setas, viveros.

PRINCIPAL TIENDA VER PEDIDO QUIENES SOMOS PREGUNTAS FRECUENTES CONTACTO   BLOG


TIPOS DE PLANTAS QUE PUEDEN TENER TRUFAS Y CARACTERÍSTICAS.

  

Todas las plantas forestales (pinos, encinas, robles, hayas, castaños, tilos, avellanos, chopos, sauces, etc.) se asocian con hongos en sus raíces (por supuesto no siempre trufas) y todas ellas por lo general puede asociarse con una o más de las muchas trufas existentes, sin embargo no en todos los suelos y lugares es posible esta asociación, debido a factores que limitan por lo común el desarrollo del hongo, de modo que es el hongo por lo general el que requiere de unas condiciones más estrictas. Estos condicionantes que afectan a las trufas para asociarse con las plantas tienen relación con el tipo de suelos, temperatura, humedad, densidad del bosque, etc.

 

Encina adulta en una plantación de trufa.
Encina para el cultivo de la trufa.
 

En España la reina de la trufa es la encina o carrasca, Quercus ilex, y es el árbol mas utilizado en plantaciones de trufa. Este árbol forestal es emblemático de la península ibérica, y está sumamente extendido por todas las regiones. Es un árbol de hoja perenne y de naturaleza rústica. Galicia sería el territorio español menos propicio para esta planta. Por supuesto también Canarias.

Aun habiendo encinas en muchos lugares no en todos hay trufas. La trufa negra se asocia con la encina en zonas de suelos calcáreos de media montaña y en las mesetas calcáreas del interior de la península, en climas continental-mediterráneo, y tiende a desaparecer cuando el clima atlántico se impone. Estas zonas donde hay trufas en encinares tienen pluviométricas de entre 400 a 800 mm con tormentas en verano.

La encina es una planta bien adaptada al frío y al calor, soporta periodos largos de sequía y puede vivir en suelos pedregosos con apenas tierra. Es común encontrar trufa negra y trufa de verano asociada a la encina. La trufa negra esta menos extendida en el territorio peninsular que la trufa de verano, esta última tiene menores niveles de exigencia para su desarrollo en cuanto a la naturaleza del suelo y el clima.

La segunda especie forestal en importancia en cuanto a la formación de truferas es el roble- quejigo, llamado según zonas rebollo, roble, quejigo, roble carrasqueño, etc. Su nombre en latín es Quercus faginea, es un árbol más exigente que la encina en cuanto a humedad, pero dentro de los distintos robles es el más tolerante a la sequía, suele ocupar con frecuencia las exposiciones norte en zonas de media montaña cuando convive con la encina. Permanece todo el invierno con la hoja seca o sin hoja y cuando llega la primavera la tira y sale la nueva hoja. Soporta mejor que la encina los suelos con más arcilla.

 

 Encinas micorrizadas para la producción de trufas. Robles micorrizados con trufa. 

Encina micorrizada con trufa negra.
(Quercus Ilex x Tuber melanosporum)
(Quercus rotumdifolia x tuber melanosporum)

Robles micorrizados con trufa negra.
(Quercus Faginea x Tuber melanosporum)

   
 Avellano micorrizado para producir trufas negras.  La coscoja es otro de los árboles que pueden producir trufa.

Avellano micorrizado con trufa negra.
(Corylux avellna x Tuber melanosporum)

Coscoja micorrizada con trufa negra
(Quercus Coccifera x Tuber melanosporum)

 

En el prepirineo existe un roble llamado roble pubescente, que forma truferas, Quercus pubescens, muy común en Francia y en Italia.

Otra especie forestal con porte más de arbusto que de árbol, que se asocia con la trufa en las regiones más mediterráneas y calidas es la coscoja, Quercus coccifera, se utiliza poco en plantaciones. Es todavía más sufrida que la encina para soportar condiciones extremas de suelo y sequía.

El avellano, Corylus avellana, es una especie arbustiva muy receptivo a asociarse con las diferentes trufas que se han descrito, sin embargo su empleo en plantaciones es bastante limitado. Por lo general mantiene mal en el tiempo las micorrizas de la trufa negra y tiene tendencia a producir otro tipo  de trufas.

 

Trufas encontradas en una plantación de árboles micorrizados.
Fotografía de unas trufas obtenidas en la plantación.
 

Las micorrizas son los órganos que comparten árbol y hongo, es decir donde se produce la simbiosis de la planta y el hongo, esto sucede en el suelo en las raíces más finas del árbol y adquieren vistas al microscopio un aspecto engordado a modo de porra o cabeza de cerilla.

Los pinos que se asocian con las trufas de verano son el pino laricio, Pinus nigra, y el pino silvestre, Pinus sylvestris , son árboles de zonas altas y frescas.

 

 

Cultivos Forestales y Micológicos. Planta de trufa, setas, viveros.

Volver atrás